6 cualidades que debes de tener si quieres ser exitoso


Todas las personas exitosas tienen su propia definición del éxito, sin embargo, sin importar cual sea su fórmula de éxito, hay unas cuantas cualidades que tienen en común, mientras más rápido las pongas en práctica estarás en el camino correcto a crear una mente positiva y esforzarte por conseguir las metas que te propongas.

A continuación te presento algunos “secretos” que te pueden ayudar a mejorar la estrategia para alcanzar el éxito, estas son las 6 cualidades que debes de tener:

  1. Rodéate de personas exitosas: Debes buscar mejores amistades, personas positivas que te ayuden a tener una buena perspectiva del éxito, conócelos, sigue sus pasos y aprende de sus errores. Nunca les preguntes sobre el origen de su éxito, analízalos, saca tus propias conclusiones y busca tu propio camino.
  2. Lleva una agenda y planea tu tiempo: La organización es la clave para llegar a la máxima productividad, enfócate a planear basándonos en minutos, el día tiene 1,440 minutos, debes aprender a conquistar el tiempo, recuerda que no hay nada más valioso, el tiempo perdido no se puede recuperar, el dinero va y viene, enfócate a planear cada día minuto a minuto ya que no hay nada más valioso que tu tiempo.

Un plan de negocios te ayuda a definir metas, a construir hábitos de emprendedor y es importante porque requiere que analices cada situación de negocios.

  1. Elimina los pendientes, pero concéntrate en una cosa a la vez: Las listas de pendientes no ayudan a planear efectivamente, mejor define en un calendario y establece fechas límite para cada tarea, las personas que son realmente productivas saben cual es la tarea que tendrá mayor impacto, aprende a definirlas y trabaja enfocado sin interrupciones. Tener muchos pendientes solo generan pensamientos de estrés debido a que las tareas pendientes se quedarán en tu mente hasta que las completes.
  2. Evita las juntas innecesarias: Evita tener demasiadas juntas, el problema es que estas disminuyen la productividad, son difíciles de definir, inician tarde, se extienden y rara vez tienen a la gente adecuada. “Nunca vayas a juntas a menos que alguien vaya a escribir un cheque”.
  3. El principio de Pareto aplicado a los negocios: El 80% de los resultados siempre vienen de solo el 20% de las actividades, aprende a identificar cuales son las acciones que te producen mejores resultados, enfócate en conservar tu energía, atención y productividad para las tareas que valgan la pena por tu atención.
  4. Aprende sobre el flujo de efectivo: Es importante que aprendas a manejar el dinero sabiamente, recuerda que el dinero es necesario para pagar servicios, nóminas, promoción, equipamiento, salarios, insumos y lo más importante para que puedas seguir trabajando. Así que por esas y muchas razones más debes ser sabio y cauteloso al administrar tus recursos económicos.

Nunca pierdas de vista tus pasivos (gatos) y siempre busca aumentar tus activos (ingresos de dinero)

Tu éxito en los negocios no se trata sobre los productos o servicios que vendes, ni siquiera sobre precios o competencias, tu negocio o tus servicios siempre se deben enfocar en los clientes, ellos decidirán si tu plan de negocios será un éxito o un fracaso del cual después deberás de aprender. Sin importar, lo que hagas debes esforzarte en aumentar tus cualidades de emprendedor y aprender a enfocarlas en la actitud de servicio hacia tu consumidor.

La capacitación constante en temas como administración del tiempo, planeación estratégica, administración por objetivos y resultados, te ayudarán a crear y practicar cualidades necesarias para desarrollar una autoestima positiva en los negocios, en Business Concept podemos ayudarte con tu productividad organizacional.

Imagen Profesional: Tienes tan solo unos minutos para dar una impresión positiva y memorable a las personas con las que deseas hacer negocios. Para impresionar a tus clientes apóyate en la creatividad y presta atención a cualquier detalle para dar la imagen que deseas.

Una buena reputación es uno de los mejores activos de un emprendedor. No es algo que puedas comprar; es algo que te ganas cumpliendo tus promesas, mejorando tus cualidades y la consistencia es clave para lograrlo. Solo así los clientes confiarán en ti.


Ver también